NO PUEDO SABER NADA DE MI ORIGEN BIOLÓGICO

Durante toda mi vida soñé con saber quiénes eran mis padres biológicos, o al menos mi madre biológica. Me daba curiosidad saber cuál era su historia familiar, si tenía o no otros hermanos, de donde era mi familia biológica y si el lugar y la fecha donde nací era real.

Hace un par de años se aprobó una ley en mi país, donde el Estado se vio en la obligación de entregarnos a todos los adoptados la documentacion legal o ilegal previa a la adopción. Este trámite es totalmente gratis y se realiza por medios virtuales.

Fue un proceso largo donde estuve a la expectativa de poder hallar alguna información que me permitiera rastrear algo, así fuera mínimo de mi origen y esto con la intencion de integrarlo a mi identidad.

La entidad estatal me entregó oficio donde descubrí que mi madre adoptiva dio información falsa de mi familia biológica y que no realizó ningún proceso legal de adopción sino que legalizó una adopción ilegal donde quedó borrada toda la verdad sobre mi origen y no tengo forma de saber absolutamente nada.

Al respecto estoy tranquila, porque por el tipo de madre adoptiva que tuve, una psicópata, pues tenía cierta sospecha que algo malo hubiera hecho para adoptarme. Ella siempre me decía mentiras y se inventaba miles de historias sobre mis padres biológicos. Cuando era niña vivía muy confundida y no entendía por qué me decía tantas cosas que no coincidían. Fui creciendo y no confiaba ya en nada de lo que decía pero para que no me agrediera le hacía creer que yo le estaba creyendo su mentira.

Después de recibir un informe he descubierto que la verdad sobre mi origen es un tabú completo y se que mi madre adoptiva sabe la verdad y no me la va a revelar jamas. Ella le dijo mentiras sobre mi origen al resto de la familia adoptiva y a gente con la cual socializaba, porque todos repetian como loros los mismos cuentos.

Creo que mi papa adoptivo sabía la verdad también pero nunca me la reveló y mientras vivió, a pesar de haber tenido una buena relación, nunca hubo la confianza entre él y yo para conversar sobre mi origen.

Durante mucho tiempo sentí un gran vacío por no saber nada de mi identidad, de mi origen biológico pero después de descubrir que no hay forma de recuperar la verdad ni ninguna informacion sobre esto, he decidido ser feliz con mi identidad tal como es y no darle más importancia a lo biológico, así cuando vaya al médico me hagan siempre preguntas sobre mis antecedentes familiares y tenga que explicar que no los conozco porque soy adoptada.

Así sea un derecho conocer el origen biológico para un adoptado, cuando no hay forma de saber nada no queda más que trascender este hecho y asumir que mi identidad es la que construyo todos los días, porque  la identidad no es estática sino que es lo que permite la transformación de una persona a lo largo de la vida.

Conozco mucho adoptado en mi situación que se convierten en activistas por medios virtuales donde descargan por años mucha ira por trámites ilegales de adopción legalizados y se estancan emocionalmente en esta etapa prolongando, a mi parecer un sufrimiento innecesario.

Por mi parte, pienso que en estos casos de adoptados adultos, que son muchos, es bueno entender el momento historico-politico en el cual sucedió la adopción, los secretos de la familia adoptiva y biológica, entender que se trata de un tabú debido a la no aceptación de la adopción como una forma de filiación familiar normal en la sociedad. Creo que esto ayuda mucho a comprender que no es posible saber algo de nuestro origen.

Aprender a vivir con el misterio de no saber la verdad del origen, en calma y con madurez.

Hacer un gran esfuerzo por perdonar lo imperdonable a todos los que estuvieron involucrados en una adopcion ilegal legalizada. Pero no es decir "yo los perdono" de palabra por decirlo, sino de permitir que hay una liberacion a nivel interior de mucho sufrimiento para que este se vaya y llegue la calma.

Lo otro importante es no obsesionarse con el origen biológico, que se conviertan en un gasto de energía mental  los pensamientos acerca de los padres biológicos y la historia de la adopción. La obsesión trae mucha ansiedad, depresión, angustia, decepción, frustración, rabia y sólo ahonda más un sufrimiento que un adoptado que no puede descubrir la verdad de su origen, puede evitarse si tiene presente no obsesionarse.






Comentarios

Entradas más populares de este blog

NO AMO A MI HIJO ADOPTIVO

CARTA A MI PAPA ADOPTIVO EN EL "DÍA DEL PADRE"

EL ADULTO ADOPTADO