LA VERDAD DE MI ADOPCION Y EL GRAN SECRETO DE MI FAMILIA BIOLÓGICA

Hola Mama adoptiva!

He recibido un oficio respecto a los trámites que se hicieron respecto a mi adopción ya que desde la ley de adopción de nuestro país nos da a los adoptados este derecho.

Te cuento que al recibir toda la información encuentro muchas inconsistencias en documentos que tu firmaste, en especial en la Notaria (Escribania) donde diste fe del nombre, edad y ocupación de mi supuesta progenitora (madre biológica). Te comento que en oficio entregado directamente por la Registraduria Civil la sra «Fulanita de apellido Tal» de la que tu diste fe en Notaria como mi madre biológica no existió nunca, ni existe ni existirá. Ese es un nombre inventado por el tabú social que existe en las adopciones y tu lo firmaste, luego tu estas de acuerdo con este tabú y por este motivo lo que mal comienza, mal termina. Me refiero ya a nuestra relacion de adoptante y adoptado. Por otro lado, que decepción saber que fuiste tú quien firmó mis documentos de nacimiento para legalizar una adopción ilegal y no hay ni una sola firma de un funcionario de la casa de adopción, ni de algún familiar biológico, solo tu firma dando datos falsos sobre alguien que tu te inventaste y que no existe como madre biológica. Tuviste el atrevimiento de borrar mi origen, con tu desespero de poseerme como un objeto y una vez adoptada ya era un completo estorbo en tu vida y un gran problema como siempre me lo has dicho: «es que los hijos son problemas».

Esto explica también por qué tantas ofensas y humillaciones sutiles, directas y violentas de parte de tus hermanos y tus padres de apellido «Tal». Esto explica por qué mi padre adoptivo nunca tuvo el carácter suficiente para hablarme de nada de mi adopción sino que ponía a un psicoanalista a que lo hiciera y de esta persona solo recibí un trato de discriminación por ser adoptada con el comentario en un tono sarcástico de «tu eres la niña que los padres no la querian y por esto la abandonaron siendo un bebé».

Quería comunicarte que aunque te perdone a ti y a tu familia por todo el maltrato y el odio hacia mi, para seguir con mi vida en paz y liberarme de un pasado adoptivo de tanto dolor; me parece muy cochino y es una decepción el trámite tan deshonesto de adopción ilegal legalizada que hiciste. Lo único que haré ahora, es pedirle a Dios que perdone a todas las personas involucradas en ese cochino proceso de adopción que hicieron conmigo hace casi 36 años, donde irrespetaron mi origen y borraron por completo una parte de mi identidad a la que yo como persona tengo derecho y siempre lo tendré.

De todos modos, muchas gracias por haberme dado un hogar aunque suene irónico. Soy consciente que hubiera sido peor haber crecido en un orfanato o hasta en la calle rodeada de viciosos y malandros. Gracias a ese trámite de mal gusto pude tener una familia, aunque fuera bastante disfuncional. Lástima lo de la discriminación y el maltrato pero bueno nada es perfecto en una post-adopción y más cuando detrás hay tanto secreto, tabú, ilegalidad e irrespeto.

Al menos mi padre adoptivo sé que me quiso mucho, siempre me respetó y gracias a los documentos que recibí sé que él, no se involucró en tu trámite puerco de adopción porque siempre fue una persona honesta y honorable y a él le agradezco haber estado en mi vida y desde que partió quedé en un nido de víboras de familia adoptiva,  del que afortunadamente ya salí y formé mi propio hogar. A pesar de lo vivido con el grupo adoptivo, madure como persona y crecí espiritualmente con esta experienca y la trascendi. Ahora que sé la verdad sobre este trámite de adopción  ilegal legalizado donde no puedo saber nada de mi origen biológico, puedo seguir mi vida tranquila y aceptar muchas cosas que antes entre tanto cuento mentiroso de tu parte no entendía y me mantenía confundida causándome mucha tristeza.

No te busco a decirte esto en tu propia cara, porque como sé que eres una psicópata si te digo que ya sé la verdad que tanto me ocultaste, te burlaras de mi y buscaras sentir más placer por todo lo que sé que me odias. No voy a perder mi tiempo, sé el tipo de monstruo que eres y por esto no te quiero más en mi vida mientras estés viva ni quiero saber nada de una familia adoptiva que me maltrató y siempre me miró con asco, que me destruyó como ser humano.

Un saludo cordial madre adoptiva mentirosa y que la misma vida se encargue que pagues por todo lo malo que haces.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

NO AMO A MI HIJO ADOPTIVO

CARTA A MI PAPA ADOPTIVO EN EL "DÍA DEL PADRE"

EL ADULTO ADOPTADO